La reforma laboral española acapara la atención de los sindicatos y de la izquierda política en Brasil

Fotografia: AFP

El sindicalismo brasileño pronostica elementos a su juicio claves en el inmediato futuro con vistas a los próximos procesos electorales.

Antonio Baylos

Fonte: Blog do Autor
Data original da publicação: 12/01/2022

El pasado 5 de enero se dio a conocer un comunicado conjunto de las seis confederaciones sindicales brasileñas en el que éstas saludan “el acuerdo laboral” tripartito del 23 de diciembre que finalmente se publicó como Decreto Ley el 28 de ese mismo mes con el texto de la reforma laboral planteada en función del llamado Componente 23 en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del programa europeo Next Generation. Las seis centrales sindicales brasileñas titulan su comunicado de la siguiente manera “La precarización del empleo no genera desarrollo”, con la vista puesta en la reformulación del programa de cambio que se delinea ante las elecciones presidenciales del próximo octubre del 2022.

El comunicado, que firman Sérgio Nobre, Presidente da CUT – Central Única dos Trabalhadores, Miguel Torres, Presidente da Força Sindical, Ricardo Patah, Presidente da UGT – União Geral dos Trabalhadores, Antonio Neto, presidente da CSB – Central dos Sindicatos Brasileiros, Adilson Araújo, Presidente da CTB – Central dos Trabalhadores e Trabalhadoras do Brasil y Oswaldo Augusto de Barros, Presidente da CST – Central Sindical de Trabalhadores, comienza recordando la firma del Acuerdo, encuadrándolo en la constitución desde diciembre de 2019 de un gobierno de coalición en España y en la necesidad de cambio que mostró la sociedad española ya durante el período electoral que los interlocutores sociales entendieron y el gobierno incentivó a través del diálogo social.

“Entendemos – dice el comunicado – que este nuevo acuerdo puede ser una señal que estimule la reapertura de este debate también en Brasil. Recordemos que la reforma laboral española fue la fuente de inspiración para realizar en nuestro país la degradación de derechos, la precarización de los vínculos laborales y el ataque a los sindicatos y a la negociación colectiva. El argumento fue el mismo: reducir el coste del trabajo para generar empleos. Pasados cuatro años está claro que los objetivos de la reforma laboral de Michel Temer, ampliada y profundizada por Bolsonaro, se ha revelado desastrosa para la clase trabajadora y para la nación. En ese período el desempleo aumentó, la precarización y la inseguridad laboral se generalizaron, el recorte de salarios, la pobreza y la desigualdad se expandieron, en el marco de un crecimiento económico balbuciente y el incremento de los males sociales”, un cuadro que se refiere a la situación previa a la pandemia. Cuando esta se desencadenó, “la crisis se convirtió en una verdadera calamidad”.

Ante esta situación, el sindicalismo brasileño pronostica dos elementos a su juicio claves en el inmediato futuro con vistas a los próximos procesos electorales. De un lado, que ante los cambios en las relaciones laborales y en el mundo del trabajo, el diálogo social tiene que ser prioritario para la recuperación económica con justicia social. De otro, ya específicamente ante el debate electoral a las presidenciales, que los temas de la generación de empleo de calidad, la recuperación de los salarios, la protección laboral, social, de seguridad social y sindical, deben ser centrales en el mismo, además de promover a través del mismo que muchos trabajadores y trabajadoras sean candidatas y representen a los trabajadores en el Congreso Nacional y en las Asambleas legislativas, continuando así una tradición del sindicalismo brasileño de presentar a miembros relevantes de su dirección a la condición de diputados como forma de presión en el espacio institucional del poder legislativo en favor de los intereses de los trabajadores.

“Los cambios que están sucediendo en España nos dan la esperanza de que por aquí también podemos revisar algunos puntos de una reforma que se impuso sin un debate social y con un sesgo deliberado pro-capital y antisindical. La unidad de acción de las centrales sindicales abraza esta causa y apuesta por el camino del entendimiento y de la movilización para el beneficio de toda la sociedad”.

En prolongación con esta importante toma de posición unitaria del sindicalismo brasileño en torno al significado positivo que la reforma laboral del RDL 32/2021 supone para el panorama socio-político brasileño, justo una semana después, el 12 de enero, el diario El País daba noticia de una reunión efectuada en remoto entre sindicalistas y militantes del Partido de los Trabajadores junto con exponentes del PSOE y sindicalistas de CCOO y de UGT en la que habían participado por parte española el ministro de Inclusión y de Seguridad Social, Jose Luis Escrivá, y por parte brasileña el ex presidente Lula da Silva en la que se examinó el contenido y la importancia de la reforma laboral española. (https://elpais.com/internacional/2022-01-12/lula-coloca-la-reforma-laboral-espanola-en-la-campana-electoral-de-brasil.html) Del contenido de esta reunión, de acceso restringido, se ha conocido el tuit que el ex presidente y candidato presidencial Lula hizo público y por el que animó a los brasileños a que “sigan de cerca” la reforma laboral de España, donde “el presidente Pedro Sánchez está trabajando para recuperar los derechos de los trabajadores”. En ese mismo contexto, la subida del salario mínimo resultó también un elemento de contraste muy apreciado en el debate efectuado. En todo caso, es relevante que la reforma laboral española se vaya a situar en el centro del debate electoral de Brasil como un proyecto viable de reforma en una dirección emancipatoria.

A esta reunión que menciona El País asistió el presidente del Instituto Lavoro, Jose Eymard Loguercio, una de las entidades más activas en la coordinación de abogados laboralistas sindicales del país que se constituye como un espacio de debate y de reflexión muy activo en aquel país. Con sede en Sao Paulo, el Instituto mantiene un convenio de colaboración con el CELDS de la UCLM y, en el marco del mismo, está pensando en organizar un curso virtual sobre las reformas emprendidas en nuestro país, en las que se ponga de manifiesto no tanto el contenido estrictamente técnico de las mismas, sino su trasfondo teórico y su relación con un posible modelo de reconstrucción del marco institucional de las relaciones laborales tras las últimas intervenciones neoliberales que han desconstitucionalizado el trabajo y contraído el estado social, junto a un método de producción normativo que se basa en el acuerdo tripartito en el contexto de un complicado escenario político sin mayorías parlamentarias claras de progreso, una situación que interesa enormemente al debate social y político que se puede desarrollar en Brasil.

El reflejo de la reforma laboral como materialización de una determinada política del derecho que se está denominando “laborista” y el interés objetivo en un marco de cambio social que por vez primera en casi cuarenta años no comporta degradación de derechos individuales o colectivos de los trabajadores, son los dos datos fundamentales que han acaparado la atención tanto sindical como política de las organizaciones brasileñas sobre la reforma española.

Antonio Baylos é doutor em Direito pela Universidad Complutense de Madrid; Professor Catedrático de Direito do Trabalho e Seguridade Social na Universidad de Castilla La Mancha – Madrid; Diretor do Departamento de Ciência Jurídica da Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real; Diretor do Centro Europeu e Latino-americano para o Diálogo Social (CELDS).

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *